jueves, 12 de abril de 2012

QUIERO



Hoy paré el tiempo y volví atrás, para recuperar algunos pasajes y traerlos de vuelta.
Vuelvo a ser una niña con coletas, y he vuelto al cole, con mi bata rosa y mi bolsa de desayuno bordada con mis iniciales, letras que puso mi abuela materna con todo su cariño.
Quiero que mi abuelo me espere sentado en la puerta, con aquella sonrisa bajada directamente desde el cielo, y esas lágrimas diarias al vernos, con su mano cálida que nos daba caramelos escondidos en su bolsillo.
Quiero reírme a carcajadas con las ocurrencias de mi hermano pequeño y decirme al oído: a que te hago reir!!!, y dejarme fuera de juego a risotada limpia.
Quiero hacer los deberes en la mesa del salón, mirar embobada los dibujos de la tele, mancharme de nocilla la nariz.
Quiero mirar a través del balcón de mi habitación, y ver a los amigos de siempre, gritando desde la calle que baje a jugar, o cantar hasta hartarse mi madre “sal al balcón, tira un jamón, mira que viene Kinito”!!
Quiero pelearme con mi hermano mayor, porque lo quiero, porque su pelota me dio en la cara, porque le tira del pelo a mi muñeca, porque él quiere escuchar los Beatles y yo ver una serie en la televisión, pero no puedo vivir sin él.
Quiero ir a la playa con mi familia, que no me dejen bañarme hasta que haga la digestión, que mi padre vuelva a enseñarme a nadar, dormirme en el coche al volver a casa.
Quiero soplar las velas de mi pastel el día de mi cumpleaños, mientras me cantan los míos y desenvolver los regalos mientras todos sonríen.
Quiero cantar en la ducha con la cabeza llena de champú y salpicar el suelo de burbujas, y mi hermana pequeña peinándome y haciéndome trenzas.
Quiero volver a la casa de mis abuelos, en el pueblo, y bañarme en el rio hasta las tantas, y comer aquel pan, y “robar” tomates con los amigos, y bailar en la fiesta Mayor.
Quiero jugar con mis juguetes, con mis amigos, disfrazarme de hada o de guerrera, pringarme de pintura y pastelina, hacer un puzle y mirar películas con el exin, hacer castillos entre los cuatro hermanos y competir con las bolas de cristal.
Quiero ayudar a mi madre a preparar la cena de navidad, y encender las velas cuando estemos todos juntos en la mesa y tomar las uvas antes de cenar porque no dio tiempo. Cantar encima de la mesa y recitar poemas y pedir después el aguinaldo.
Quiero esperar a Papa Nóel  y los Reyes Magos,  llorar cuando no me traiga los patines, que mis padres han escondido debajo de mi cama para el final, abrir todos los regalos a las cinco de la mañana y volver a dormir después, para al despertar recorrer las casas de mis abuelos y tíos y llevar y recoger nuevos regalos…
Quiero volver a escribir una redacción sobre las vacaciones, recorrer con el tranvía desde mi casa al centro para ver como “balla l´ou”, ver un domingo de sardanas y castellers y tomarme un vermouth con aceitunas y patatas fritas en Masnou.
Quiero despertarme con el olor a café que mi madre hacia todos los fines de semana, y las tostadas con aceite y azúcar, revivir por un instante aquellos momentos...
Quiero volver a tener por unos instantes, las fiestas de San Juan en la calle, los festivales de cine de la calle, los guateques con los amigos, las excursiones y los domingos de playa sin padres.

Quiero seguir siendo inocente, ingenua, alegre, espontánea, no conocer el miedo a perder, el vértigo que provoca el dolor, no saber tantas cosas, no haber vivido la traición, tener el alma sin cicatrices y sentirme como si todo empezara de nuevo.

Quiero volver a ser feliz, recuperar una parte del pasado y empezar desde ahí, un nuevo futuro en el que las luces negras, se transforman en blancas, reconocer el sabor del primer beso, y guardarlo en el bolsillo hasta el último aliento, mirarme en sus ojos y reconocer a la niña de 16, andar un sendero que nos lleve en paralelo y contarle, a quién quiera escucharlo, que conseguimos regresar para volver a empezar.

2 comentarios:

  1. Impresionante lista de deseos y de "quieros", Yolanda. Si los consigues, aunque no sean todos, no dudes en contármelo, por favor.

    ResponderEliminar
  2. Todos es imposible, ya fallecieron muchos de los que me hicieron reír, soñar o pensar... pero, estoy en transformar la luz negra por blanca, y guardarme el beso en el bolsillo...

    ResponderEliminar