lunes, 2 de julio de 2012

Como un mar




 Es así, Con la misma profundidad, inmenso, desconocido, temible.

Como un mar. Como un mar entero. Así.

Oigo. Escucho como ruge en mi interior el llanto de mil olas que, rabiosas, se lanzan contra los escollos a golpe de espuma blanca y ecos de mil voces que susurran arrastrando, con la arena, mis emociones.

A golpe de espuma, de llanto, de risa o de rabia.

Como un mar. Entero. Así

Las ausencias de mi niña, el eco de su risa que me falta en todos los rincones de esta casa, su mirada de miel, su pelo de trigo y seda, sus abrazos de princesa enamorada. La lejanía , su olor que ya no deja rastros cuando paso por su habitación, su olor dulce, sus ojos de chocolate, su pelo de caramelo y fuego, su risa descontrolada como pequeñas campanas que caen.

Me he tragado un mar, un mar de amor que a veces se me lleva muy hondo y me roba hasta el último respiro. Y no lo sabe.

Un mar de amor que me llena la vida, que me hace sentir, que me da poder para reconstruirme cuando toda mi anatomía se desmorona, cuando el alma se hace añicos sin saber ni por que...

Como un mar. Así.

Sus ojos color madera , su pelo negro salpicado de plata, y cada una de las mañanas y las noches en las que su voz me arrulla. Cada uno de sus besos sinceros, todas sus caricias de sus manos grandes y hermosas.

Me he tragado un mar entero de pasión y de amor.

El mar de mi vida, ola tras ola, me arrasa y me levanta para seguir latiendo como un animal que devora la vida, con toda su sal, con toda su rabia, con toda su calma...

Como un mar. Así os amo. Sin medida. Y no lo sabéis.

3 comentarios:

  1. Enhorabuena, no es fácil sentirse así, no, no es fácil. Como un mar devorador, así me gustaría sentirme a mi y a todo el mundo que se las de de sensato, claro.
    Un abrazo-e

    ResponderEliminar
  2. Hay días, querido Enrique, que leyéndote los comentarios hacía tu pareja de vida, he sentido ese segundo comentario que añades... envidia sana. Si lees episodios míos anteriores, he sido una gran descreída del amor, he escrito mucho a la soledad y admirado de verdad, y en algunos momentos, me encuentro "pastelosa" hablando del momento dulce en el que vivo. Un beso

    ResponderEliminar